III ENCUENTRO DE POESÍA EN RED - Alcalá de Henares -18.09.2010

domingo, 29 de enero de 2012

PARA TODAS LAS MADRES SUFRIDORAS

Ahora que ya no me odias!

que ya no sientes que te persigo,

Déjame decirte mi niña,

Cuanto he llorado por ti

Lagrimas de sangre, noche y día.

Que dolor tan desgarrador,

el que siente una madre,

al ver que por más que quiere,

no puede hacer nada

para salvar a su hija

de los peligros que tiene la vida.

Pero sabes??

Mereció la pena

Yo sé, que todo mi esfuerzo,

el trabajo que hacemos las madres,

hablar, hablar, hablar……

hasta quedarnos sin fuerzas,

ya esta hecho.

Ahora solo falta, que con mis enseñanzas,

y la experiencia que te va dando la vida,

termine de germinar ese tesoro que llevas dentro.

Lembranza

33 comentarios:

orthos62 dijo...

Uno hace siempre lo que puede por los hihjossolo que a veces no se dejan ayudar y también en parte es logico que quieran explorara la vidad por su cuenta.
Bella la lecciín de hoy.
un abrazo de saborescompartidos

Isabel Martínez Barquero dijo...

Lo que no haga una madre, Lembranza.
Me alegra muchísimo que las cosas vayan mejor y que toda tu angustia sea sólo un recuerdo del pasado.
Te abrazo muy fuerte, llena de alegría por lo que he leído.

OZNA-OZNA dijo...

no sabes lo que me alegro querida amiga que la angustia de esa madre halla llegado a su fin, y ahora puedan gozar de felicidad ambas.
Miles de besinos con todo mi cariño y feliz inicio de semana.

carmen jiménez dijo...

¿Acaso lo dudaste alguna vez? Esos ojos necesariamente albergan un gran corazón que tú mejor que nadie, supo cultivar.
Un beso a las dos.

Karras dijo...

Muchas veces nos empeñamos en llenar de cojines la pared para que no se dañen y les perjudicamos porque al final ellos desean estrellarse.Un beso.

El Canto de la Luna dijo...

¡Que no se daría por los hijos...!
Las madres siempre están ahí para protegerlos,pero por mucho que nos duela siempre tienen que caminar sus propios pasos,equivocarse y vivir sus propias vidas, como siempre se ha hecho.
De todas formas el legado que les dejamos siempre los acompañaran...
Un abrazo.

Lembranza dijo...

Tienes razón Orthos, uno hace lo que sea. Mi dificultad era doble, mi hija era rebelde, y encima diabética, cosa que ella no aceptaba. Mis miedos eran que en cualquier momento, si las cosas seguían así, tendría un coma diabético y se moriría.
En esta situación es difícil dejarle explorar, y quedarte parada. Un abrazo

Lembranza dijo...

La adolescencia siempre es difícil, pero si encima le sumas, rebeldía y enfermedad, es una bomba de relojería que, muchas veces explota. En este caso exploto en varias ocasiones, lo bueno, es que podemos contarlo, y que todo se ha quedado en el pasado. Un abrazo

Lembranza dijo...

Ella es maravillosa, tiene un corazón muy grande y es una preciosidad, solamente estaba buscando su sitio, y no sabia como hacerlo. Gracias OZNA, por tu visita. Un abrazo

Lao dijo...

Y hay veces que a los hijos les parece que las madres exageran, pero es puro amor desinteresado y noventa y nueve por ciento acertado
Muy lindo lo que escribis Lembranza. UN ABRAZO!

kasioles dijo...

Las madres siempre querremos lo mejor para nuestros hijos.
Nos dedicamos a darles buenos consejos, día tras otro, nos dicen que sermoneamos ¡qué lejos están de nuestra intención!
Pero no desesperemos, estoy convencida de que, llegará el día en que, la semilla echada, empezará a dar fruto.
A todas, presiento, nos ha pasado lo mismo.
Te dejo un fuerte abrazo.
Kasioles

Túconmigo dijo...

querida Lembranza:
Seguro que has sembrado una maravillosa semilla, no puede ser de otra forma viniendo de ti. Ahora a esperar son mucha confianza a que dé sus frutos, que los dará.

Gracias por tu ofrecimiento de "Auxi", aun sin conocerte personalmente sé que eres una de esas personas que estando a tu lado nunca se siente frío en el corazón.
Mil gracias y un enorme abrazo.

Lembranza dijo...

Gracias Carmen, Tú la conoces y sabes que es impulsiva para lo bueno y para lo no tan bueno. Muchas veces me ha dicho, si mama, tú tenias razón, no debía hacerlo, pero ahora que lo he hecho, ya lo sé. Siempre le digo, primero piensa, antes de hacerlo. Un abrazo
P.D, Nos vemos hoy.

Lembranza dijo...

No sí en este caso, casi ni los cojines Karras, ella quitaba todo, entraba, y se estrellaba, claro. Menos mal que el medico me conocía, sino, más de una vez hubiera llamado a la policía. Si es que había veces en que su cara, era un cuadro de moratones ,y sus piernas mapas. Allí donde era imposible que ningún niño subiera, allí estaba ella. Un cuadro. Un abrazo

Anna jorba ricart dijo...

Estoy organizando un encuentro de blogueros en Barcelona para el sábado 10 de marzo....
He pensado que tal vez pudiera interesarte conocernos personalmente y es una oportunidad de reunirnos.
Te envío un enlace y me dices algo.
Aprovecho para saludarte.
Encuentro en Barcelona

Lembranza dijo...

Canto de Luna, es cierto que tienen que caminar sus propios pasos, pero cuando ves, que su salud esta en juego, intentas por todos medios, que no se estrelle del todo. Solo puedes hablarles, decirles, aconsejarles, poco más, Yo lo hice, cada día y a cada minuto. No me extraña que ya me odiara, era su pesadilla. Un abrazo

Lembranza dijo...

Lao, es cierto que las madres a veces exageramos, la superprotección es inevitable, y siempre intentas contenerte. Pero hay otras veces que no es más que el miedo de lo que sabes que va pasar. Un abrazo

Anónimo dijo...

Nunci, las madres somos las mas sufridoras, muchas veces obsesivas, pero casi siempre con razón. Un biquiño guapa

Laura Caro dijo...

¡ Ay! Me tocaste el corazón maternal... Se tarda tanto en ver los frutos que a veces nos deseperamos...
Un abrazo grandote y agradecido.

MTeresa dijo...

Cuánta razón tienes,
cómo se sufre
y cuánta incomprensión
por parte de los hijos,
nos consideran enemigos,
así esla vida...
pero todo pasa,
ellos crecen yse dan cuenta
con el tiempo de que todo fue
en su favor.

Poetiza dijo...

Hola Lembranza, que hermosas letras. Las madres siempre sufrimos por los hijos, no todas claro, pero la mayoria si. Besos, cuidate.

Lembranza dijo...

Es cierto Kasioles, nos dicen que no les demos más sermones, por eso mismo, yo pensaba, esta ni me escucha, pues ahora que ha pasado el tiempo he visto que sí, que me escuchaba, más de lo que yo pensaba. Sé que su situación era difícil, que ella lo ha intentado más de una vez, pero era como un circulo vicioso del que no podía salir.

Lembranza dijo...

Grancias Anna por tu visita. Un abrazo

Lembranza dijo...

Queti, tengo dos hijas, una paso su adolescencia como todas los chicos, sin más. La otra, empezó su adolescencia con una diabetes, de la que debuto cuando tenia 12 años. Los primeros tres años los llevo bien, pero una vez cumplió los 15, aquello fue la guerra, no aceptaba su enfermedad, la cual se agravó con un trastorno de alimentación, y un trastorno de comportamiento, se metió en un circulo vicioso, del que no sabia salir, toda su ira iba contra mi, que era la que aguantaba su subida y bajas de glucosa, la que le decía que lo que estaba haciendo no estaba bien, yo era lo peor, odio es poco, insultos, empujones, cuando intentaba hablar con ella, hacerla razonar. Después un ataque incontrolado, intentaba volver hablar con ella, ya más tranquila, ella sabia que no lo estaba haciendo bien, pero no sabia como hacerlo mejor, sin esforzarse, todo lo que supusiera un esfuerzo, no le interesaba. Dejo de estudiar, no quería trabajar, solo quería dinero e irse a la calle a divertirse, no quería pensar en otra cosa, supongo que si lo pensaba, ahora lo sé. Pedí ayuda en todas las instituciones, en todos los organismos, en todos la misma respuesta, si ella no quiere cambiar no se puede hacer nada, tiene que estrellarse, y tanto que se estrello, dos veces, estuvo en la UCI, y siguió sin ver la gravedad, con la que ponía en riesgo su vida. Cinco años llorando cada noche, de desesperación, pensando en tirar la toalla, pero al otro día volvía a intentarlo. Yo era la adulta, yo era la madre, y tenia que seguir.
Tubo que venir el amor, para que la dejara ver la realidad, que su madre no la odiaba, y que todo lo que hacia era porque la quería.
Mi ofrecimiento sigue en pie, y si necesitas a alguien para hablar, sé escuchar. Mucho animo y muchos besos

Estrella Altair dijo...

Hola querida amiga, puedes llevarte de mi blog, lo que te apetezca.. me encanta.. es un placer..

y muchas gracias por tu amistad..

besos..

En cuanto a lo que comentas en el post, esta mas que claro que los hijos... son lo mejor o de lo mejor de la vida.

Lao dijo...

es muy cierto lo que me respondés. Es preferible ese aparente exceso que no la ausencia de madre. GRACIAS

El Canto de la Luna dijo...

Un saludo te dejo.

Lembranza dijo...

Gracias Anónimo, por tu apoyo. Moitos bicos

Lembranza dijo...

Laura, me has hecho ruborizar al ver mi poema en tu Facebook, gracias. Esto son solo algunos de los padeceres que sufrimos las madres, con los hijos, cierto es que con unos más que con otros. También es cierto que hay cosas maravillosas, yo las tengo, y estoy muy orgullosa de mis hijas. Un abrazo

Lembranza dijo...

Es cierto MTeresa, con el tiempo se dan cuenta, y sin llegar a ser madres.
Nadie nace aprendida, ni hay una asignatura en la que aprendes a ser madre. Y si así fuera, tendríamos que ir a muchas clases, cada hijo es una asignatura distinta manera, y lo que vale para uno no vale para el otro. En el día a día vas aprendiendo, unas veces aciertas y otras, esta visto que no, aunque la intención era buena. Un abrazo

Lembranza dijo...

La mayoría de las madres, Sandra. Y mira, yo muchas veces estuve a punto de tirar la toalla,y entonces empece a entender a las madres que tiran la toalla. No lo hacen mal, se rinde. Un abrazo

Lembranza dijo...

Estrella, para mí, con media vida hecha , lo mejor de mi vida son mis hijas. Sin dudarlo. Un abrazo

Cesi dijo...

Las madres siempre estamos ahí frente al cañón, quien resistiría tantas envestidas de la vida,. sino una madre que se deja la piel por un hijo, tú y yo lo sabemos bien, me alegro porque al final vio la luz y encontró su camino en la vida, lo conseguiste, salvaste a tú hija de una vida incierta y llena de dolor...Yo sigo con mi lucha y se que aunque la guerra no esta ganada hay batallas superadas.Besosssss de una amiga.