III ENCUENTRO DE POESÍA EN RED - Alcalá de Henares -18.09.2010

domingo, 10 de mayo de 2009

Hoy quiero hablar de lo injusticias que hay en la vida. Mi compañera se ha separado de su marido hace un tiempo, tiene dos hijos a los que tiene que mantener ella sola, sin una casa propia intenta mal vivir con una miseria de dinero. Estos días la han llamado del instituto de su hijo, no asiste a clase,le dicen. El chico tiene 15 años, en plena adolescencia, su madre no puede llevarlo de una oreja, cosa que le recomendó una trabajadora social, ya que le acusarían de maltrato. Pues bien, el instituto siempre cumpliendo las normas a rajatabla, sin querer ver las circunstancias familiares que tienen, la van a poner una multa por que su hijo no va a clase todos los días. Hay un refrán que dice " al perro flaco todas son pulgas", pues eso le pasa a la pobre, tiene que pagar 3000 euros, que ella no tiene. Trabaja mañana y tarde para ganar 8oo y debe pagar un alquiler y dar de comer a sus hijos, esto es justo?? Que pasa con las trabajadoras sociales y toda la gente por la que pasa mi compañera un día si y otro también para buscar una solución a un problema que se le escapa de las manos?? No entiendo nada.
Un beso para ella.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Si supiera la soluciòn ten por seguro que te la dirìa. Dadle ànimos y escuchala por lo menos eso le ayudaràa desahogarse. Un saludito.
Carmela.

Anónimo dijo...

Que la llama siga alumbrando para todos los que necesitan ayuda, que son muchos. Un saludo

Lembranza dijo...

Gracias Carmela, lo sé, es tan duro ver como una madre pide ayuda y que nadie sea capaz de hacer algo. Quizá el día de mañana se diga, se veia venir. Pués no, me niego a que se diga eso, cada uno de nosotros luchamos con las armas que tenemos, y a veces no son suficientes, por eso necesitamos ayuda y la pedimos. Un beso

Lao dijo...

Te lo digo con toda seguridad y asumiendo la responsabilidad de mis palabras, que ahí está fallando la Trabajadora Social, a quien hay que enseñarle que se baje del escritorio y se ponga en su lugar.La mamá tiene que invitarla de buena manera a su casa y solamente allí, escuche con detenimiento su historia.E interceda por ella y su hijo. Con hostilidad no se conseguirá nada. La mejor de las suertes para esa mamá.

Lembranza dijo...

Gracias Lao y si, tienes razón falla la trabajadora social. Ella sabe muy bien todo lo que ha pasado con el chico, ya que estuvo en su casa para intentar llevarlo ella al colegio, durante varios días y no pudo conseguirlo.Ella deberia informar al instituto del problema que tiene mi compi con su hijo. En fin espero que las cosas se arreglen. Un beso