III ENCUENTRO DE POESÍA EN RED - Alcalá de Henares -18.09.2010

miércoles, 24 de agosto de 2011

OTRO CIELO

(Fotografía de Lembranza)
No existe esponja para lavar el cielo
pero aunque pudieras enjabonarlo
y luego echarle baldes y baldes de mar
y colgarlo al sol para que se seque
siempre faltaria el pajaro en silencio
no existen metedos para tocar el cielo
pero aunque te estiraras como una palma
y lograras rozarlo en tus delirios
y supieras al fin como es el tacto
siempre te faltaria la nube de algodon
no existe un puente pa cruzar el cielo
pero aunque consiguieras llegar a la otra orilla
a fuerza de memoria y pronosticos
y comprobaras que no es tan dificil
siempre te faltaria el pino del crespusculo
eso es por que se trata en un cielo que no es tuyo
aunque seas impetuoso y desgarro
en cambio cuando llegue al que te pertenece
no lo querras lavar ni tocar ni cruzar
pero estaran el pajaro y la nube y el pino
Benedetti

22 comentarios:

EL AVE PEREGRINA dijo...

Grande y bello poema nos dejas de nuestro querido Benedetti, es verdad necesitaríamos cientos de esos baldes...para lavarlo y siempre encontraríamos volando y aderezándolo a esas bellas aves aleteando...

Un abrazo. Lembranza.

David C. dijo...

genio Benedetti.

Poetiza dijo...

Hola Lembranza, bella siempre la poesia del gran Benedetti, ete poema me encanta. Besos, cuidate amiga.

sabores compartidos dijo...

El hombre siempre quiere tocar y cambiar las cosas que no le pertenecen, pero cuando te toca usar lo tuyo, la cosa ya cambia. Bonito poema.
un abrazo

Karras dijo...

Conocía este poema de Benedetti pero no me canso de leerlo y releerlo. Cuanta razón tiene. Constantemente estamos tratando de cambiar esto o aquello, pero sin admitir críticas ni cambios propios. Muy propio del ser humano, Muy propio del ser destructivo. Pero no perdamos la esperanza mientras sigan existiendo seres como el gran Maestro. Un beso Lembranza.

Tamara dijo...

Que gran poema, creo que cuando uno encuentra su propio cielo, se da cuenta de que el que tuvo ganas de lavar, no era el verdadero.

Un beso.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Que no nos quiten nuestro cielo, el que nos corresponde a cada uno.
Grande, Benedetti.
Abrazos.

andré de ártabro dijo...

Hermoso poema dos tres de Benedetti
¡como lavar el cielo!

Paula Olivieri dijo...

Una reflexión muy certera pero que solo se le ocurrió al maestro Benedetti, gracias por compartirlo- un abrazo para vos.

Túconmigo dijo...

Hay tantos cielos.... El que no lavaríamos nunca, el que nos lava de vez en cuando, el que tocamos con los dedos del amor, el que nos invita a volar.... y el cielo del cielo.
Precioso el poema.
Un abrazo fuerte, querida amiga

Lembranza dijo...

Gracias Asun, el cielo esta últimamente bastante encapotado, esperemos que sea poco tiempo y, vuelva a lucir con todo su esplendor. Un abrazo

Lembranza dijo...

Me alegra que te guste David. Gracias. Un abrazo

Lembranza dijo...

Sandra, muchas gracias por tu visita, siempre es un placer. Un abrazo amiga

Lembranza dijo...

Si, tienes razón, nos gusta cambiar las cosas, aunque pensemos que están bien, buscamos la forma de cambiarlo todo. Gracias. Un abrazo

Lembranza dijo...

Yo tampoco pierdo la esperanza, aunque a veces, viendo lo que esta pasando, es difícil creer en el cambio. Gracias por tu visita Karras, esta es tu casa. Abrazos

Lembranza dijo...

Por un momento yo también encontré el mio, ahora busco otro, donde pueda quedarme. Abrazos

Lembranza dijo...

Gracias Isabel por tu visita. He estado un poco alejada este mes, pero aquí estoy, con las ganas renovadas y lista para seguir. Un abrazo

David C. dijo...

Lembranza gracias por tu visita y comentario en el Blog. Saludos.

Poetiza dijo...

Hola Lembranza, paso a dejar saludos y un beso amiga, cuidate mucho.

Lembranza dijo...

Eso digo yo Andre, como lavar el cielo?? Si cada uno de nosotros lavasemos un poquito del nuestro, reluciria. Un abrazo

Lembranza dijo...

Paula, es que el maestro Benedetti, es el maestro de maestros, no se conforma con escribir poesia, no, nos hace pensar en cada una de sus palabras. Abrazos

Lembranza dijo...

Queti, tienes razón, algunos cielos, no quisieras lavarnos nunca, son hermosos tal cual están. Hay otros que no tienes más remedio que lavarlos. Un abrazo