III ENCUENTRO DE POESÍA EN RED - Alcalá de Henares -18.09.2010

lunes, 11 de enero de 2010

En estos días en las que hemos tenido tantas fiestas, quiero acordar a la gente que esta enferma en los hospitales , que en estos días tan importantes para muchos de ellos, han estado alejados de sus familias y aun así, siempre han tenido una sonrisa, un cariño para las personas que los atendemos, nosotros, que somos privilegiadas, estamos con ellos unas horas pero luego volvemos a casa con los nuestros, sin embargo ellos saben que se quedan allí y aun así nos regalan su cariño.
Para ellos yo les mando mi apoyo, mi sonrisa y mi empatia.

19 comentarios:

Isabel Martínez dijo...

Una tremenda humanidad rebosa en este escrito.
Un saludo.

ROCIO dijo...

Es muy cierto gente enferma separada de los suyos o gente sola que en estas fiestas se sienten peor que nunca.

un abrazo

Rocío

FAYNA dijo...

Si ya la situación de por sí es angustiante, pasar estas fechas en un entorno extraño y frío como son los hospitales resulta ser un tristísimo trance. Mi reconocimiento y apoyo para estos enfermos y también para sus acompañantes y allegados más cercanos, pués ellos también sufren con mucha intensidad.
Moitos bicos Lembranza.

media luna dijo...

Y seguro que les llega todo tu apoyo y tu cariño. ¡Cómo no! con esa sonrisa tuya, con esos ojos chispeantes y llenos de belleza aún estando tristes.
Un beso amiga.

mariajesusparadela dijo...

Y buena falta les hace a todos los enfermos, que solamente por el hecho de estarlo, están en situación de precariedad.

Eastriver dijo...

Tu tremenda sensibilidad me ha llegado. Miremos alrededor, es una gran apuesta. Quien lo hace tiene la mirada más amplia.

En la vida debemos estar siempre atentos a una serie de cosas. Siempre, noche y día, casi. Atentos a no caer en la brutalidad, en cualquier tipo de fascismo. Atentos al sufrimiento. Atentos al respeto. Atentos... Son cosas que no tenemos ganadas de antemano, como puede ser una sonrisa más o menos bonita o unos ojos afortunados. Es por eso que tus palabras son un toque de atención que uno no sabe si lo leyó en Lembranza o se lo chivó un ángel.

Lembranza dijo...

Gracias Isabel, solamente pretende ser una llamada de atención. Un abrazo

Lembranza dijo...

Lo que más me impacta es que ellos intenta animarte a ti. El otro día con la nevada tuve que doblar, 17 horas trabajando y ellos estaban preocupados por mi, eso si me emociona. Un abrazo

Lembranza dijo...

Eso pretendia con este post FAYNA, dejar mi reconocimiento plasmado aquí. Un abrazo para ti también amiga.

Lembranza dijo...

Intento que al llegar se sientan reconfortados, que no se les haga todavía más cuesta arriba. Gracias Carmen, te debo una llamada

Lembranza dijo...

Creo que todos se merecen un respeto y sobretodo ponernos en su lugar, saber que su situación no es nada buena y que sin metiras, animarlos. Muchos solo quieren que les sonrias, otros que les escuches un momento, otros que le soluciones cualquier cosa que para ti no supone mucho, y se sientes que respiran mejor. Un abrazo Eastriver

Lembranza dijo...

Es cierto Mariajesus y hay cosas que no cuestan mucho, ni valen dinero . Un abrazo

Jesús Arroyo dijo...

Eres como una reina maga.

Lembranza dijo...

Nooo para nada, solo quiero que sepan que no están solos, que hay más gente, no solo yo que entiende lo que les pasa. Cuando soy yo la que estoy en esa situación, me gusta encontrar gente agradable. Un abrazo

CARTAS A MI HIJO JORDI dijo...

...Hay cosas que no se olvidan en la vida: La mirada de un niño, la mirada de un anciano, la mirada de un enfermo.Los tres te piden una misma cosa. Una sonrisa, cogerles de la mano y que no les abandones.

Anónimo dijo...

Trasbordar cariño y unas horas de compañia a la seman con los enfermos deberìa ser un servicio humanitario obligatorio.
Carmela.

la costarricense, la capitana. dijo...

Lembranza, desarmas un corazón de oro para regalarnos un momento de reflexión. Hoy tenemos buena salud pero mañana? No sabemos nada de mañana.

Un abrazo.

Lembranza dijo...

Que razón tienes hay cosas que no se olvidan nunca. Para mi las miradas, las que te dicen, trátame como si fuera alguien cercano a ti. UN abrazo Cartas a mi hijo Jordi

Lembranza dijo...

Es cierto, cuando tenemos buena salud no queremos ver lo que les pasa a los demás, o preferimos decir, hay es que yo prefiero recordarlo como cuando estaba bien, que gran ironía. Un abrazo