III ENCUENTRO DE POESÍA EN RED - Alcalá de Henares -18.09.2010

miércoles, 21 de enero de 2009

lOS LIBROS Y LOS NUEVOS SOPORTES

Hoy cuando iba hacia el hospital en el metro, observaba los folletos que hay pegados en las paredes del metro, en todos hay un trozo del capitulo de un libro o un poema. Me acorde de uno de los muchos episodios que hubo en mi vida . Mi marido decia que cuando habiamos puesto las estanterias, yo no le habia dicho que iba a poner en ella, que él no se imaginaba que iban a estar llenas de libros, así que cogio los libros y los puso todos apilados en el lado de mi cama. Os podeis imaginar mi disgusto, rabia y desilision por que no entendiera lo que significa un libro. Se lo conte a una amiga y me dijo, llevalos al trastero, como voy a llevar al trastero a Machado, Lope, Miguel Hernandez, Lorca, Neruda y otros muchos que no son tan importantes pero que a mi me han calado y me gusta volver a leerlos. Los deje unos días a ver si le venia un poco de humanidad, pero no, no hubo, al poco tiempo los libros volvieron a las estanterias.
Me encanta ver libros, sea donde sea. Tampoco se puede decir que soy una lectora nata, pero me gusta leer y rodearme de ellos.

4 comentarios:

tabajete dijo...

Si sabes como interesarlo en la lectura , lo mismo el mismo lo cuelga en un lugar preferente a importante d ela casa. Claro que eso no es de hoy para mañana.

Lembranza dijo...

Jejeje, ahora ya no me interesa lo que cuelgue. Han pasado muchos años para poder hacer algo y no lo hizo, eso quiere decir que el estaba bien con lo que hacia. Besos y gracias

media luna dijo...

Me ha despistado éso de que los libros volvieron a la estantería. En cualquier caso, estén donde estén, tenlos siempre a mano para soñar. Lo importante es que Machado y Lorca, y Neruda y tantos otros ya están dentro de ti.
Hay episodios de la vida que es mejor olvidar a no ser que un vagón de metro se empeñe en recordártelo.
Un besazo.

Lembranza dijo...

Volvieron, cuando yo los volvi a poner despues de estar un tiempo apilados del lado de mi cama. Ahora ya duele menos, quiza porque ya no te afecta, es un tiempo pasado.